A falta de pan galleta…

El Huracán María fue un evento catastrófico… En mi pueblo Barranquitas, azotó fuertemente e hizo daños que jamás hubiésemos pensado. En Barranquitas fue y sigue siendo como una película de horror. Derrumbes por todas partes, casas de madera completamente destruidas, casas de cemento partidas por la mitad y enterradas por los derrumbes. A un mes del huracán, muchos barranquiteños sufren por falta de agua y comida en sus hogares. He trabajado como voluntaria y es impactante ver en carne propia por lo que pasan mis vecinos barranquiteños. Sé que tarde o temprano nos levantaremos y mejoraremos. Mientras tanto, haré todo lo posible por ayudar en todo lo que pueda.

IMG_5390.JPG

Cabe destacar, que todo cambió.  Inclusive la manera en la que nos alimentamos.  El cambio de comidas hechas calientes al momento a comidas enlatadas, no le vino bien a todo el mundo.  Después de un tiempo la jamonilla y las salchichas saben tan bien que como cuando las comías una vez cada 2 o 3 meses.  Tuve la oportunidad de trabajar con mi madre en la iniciativa de la Primera Dama, proveyendo alimentos calientes a los barranquiteños.  Definitivamente, esa experiencia ha sido una de las más gratificantes de mi vida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s